Peregrinación en clase

Dejar un comentario
Cada zancada era un clic en una web, una página de un libro al pasar, una línea escribiéndose en la pizarra, una imagen guardada en una carpeta, una nueva herramienta.
Cada curva era un un tema atractivo, y cada pueblo un centro de interés.
Cada minuto era una realidad educativa, y cada segundo estar más cerca, de sí mismo y de ellos.
Cada etapa era uno de los alumnos que formaban su Camino. Nuestro Camino.


*****
Esperemos que proyectos memorables nos ayuden a caminar desde lo que hacemos para enseñar-aprender como siempre, que es básicamente hacer lo mismo que el resto, hacia el como nunca: apartándonos todo lo posible del centro escolar.

0 comentarios :

Publicar un comentario